Castaña orgánica, Diagnósticos de la actividad productiva

LA ACTIVIDAD CASTAÑERA 

INTRODUCCIÓN

Madre de Dios es la única región en la que se encuentran árboles de castaña en concentraciones suficientes para que su aprovechamiento económico sea viable.

De acuerdo a investigaciones preliminares, los bosques naturales de castaña ocupan un área SIG de 2’638,163.97 hectáreas, que representa el 30% de la superficie departamental (ver mapa elaborado por Conservation International, 2003).

A nivel nacional la importancia económica de la castaña está sustentada por sus niveles de exportación, que en el año 2005 alcanzaron 18 millones de dólares (Asociación de Exportadores- ADEX, 2005).

Debido a la importancia de ésta actividad en Madre de Dios, es imprescindible velar por el manejo y el aprovechamiento del recurso castañero para beneficiar con ello a miles de habitantes y proteger a esta región amazónica catalogada como una de las de mayor biodiversidad en el mundo.

La castaña es un recurso de vital importancia en el desarrollo sostenible de la región. La frágil cadena ecológica puede ser destruida si no se procede de manera adecuada en lo referente a la regulación de otras actividades forestales, mineras e hidrocarburíferas. De ser mal manejadas, dichas actividades mermarían el ecosistema y por ende los recursos que este provee.

ASPECTOS SOCIOECONÓMICOS DE LA ACTIVIDAD 

A nivel local la actividad castañera juega un papel importante en la economía de los habitantes de este departamento. A pesar de no existir una estadística oficial, se estima que hay un total de 1,200 castañeros, de lo que se deduce que habría entre 15 mil y 20 mil personas involucradas directa o indirectamente en esta actividad; es decir, alrededor del 20% de la población de Madre de Dios. Se calcula además que genera aproximadamente las dos terceras partes (67%) del total de ingresos anuales de las familias vinculadas a la recolección de la castaña (Agreda, 1999).

El personal que trabaja en la zona directamente relacionada con la actividad de procesamiento y exportación proviene de Lima, Cusco o Arequipa y, en la mayoría de los casos, tiene escasa preparación en aspectos técnicos. Salvo iniciativas de capacitación específica o proyectos puntuales no cuenta con mucho apoyo.

Tanto en el “Análisis socioeconómico de la actividad castañera en Madre de Dios” (Agreda, 1999) como en el posterior “Diagnóstico del Programa Orgánico de Candela Perú” (Salinas, 2005) se coincide en la clasificación de castañeros de río (42%) y castañeros de carretera (57%), según al acceso al recurso.

Algunos indicadores relevantes sobre la población castañera son:

 Densidad del recurso

La producción es variable, no sólo por densidades sino por volumen de extracción anual. Las densidades de los diferentes sectores y zonas castañeras varían desde 0.3 hasta 1.3 árboles/hectárea.

Otro factor de variación está constituido por eventos botánicos y climatológicos que hacen impredecible el rendimiento de barricas por concesión. Ha existido una fluctuación desde 1,200 TM en el año 1999 hasta 2,400 en el 2004 (Asociación de Exportadores del Perú - ADEX).

Edad y antigüedad

La edad promedio de un castañero es de 55 años, de los cuales suele tener 23 dedicado a esta actividad. Dentro de este promedio los de carretera tienen más tiempo que los de río.

A pesar de que las concesiones están a nombre de un solo titular muchas de ellas vienen siendo atomizadas por los hijos de este; en algunos casos se trabaja en conjunto pero otras concesiones son materia de disputa o conflicto interno.

Rentabilidad

El promedio de barricas extraídas en concesiones de río es menor (127 barricas) que el que se obtiene de concesiones de carretera (145 barricas).

Género

En la zona de carretera, debido a la mayor integración que existe entre la concesión, la vivienda y las demás actividades económicas que desarrolla el extractor, hay mayor facilidad de incorporar el trabajo femenino a la actividad con la consiguiente reducción de costos que Agreda (1999) estima en 25%.

Otros ingresos

Los castañeros de carretera son los que tienen mayores ingresos por tener actividades económicas complementarias en agricultura y ganadería.

Socios