Aguaje, Territorio

Los aguajales (áreas naturales donde se produce el aguaje) se encuentran en las llanuras de inundación y desborde de la región. El territorio de la cadena productiva del aguaje que es objeto del presente análisis tiene como eje principal de articulación a la red hidrográfica que conecta las zonas inundables de la parte central de la región Loreto, con el mercado principal, que es Iquitos.

Este territorio está delimitado fundamentalmente por la distancia que pueden recorrer los frutos de aguaje ensacados hasta en tres días, entre el bosque y el mercado. Este es el tiempo máximo que puede permanecer ensacado el fruto sin que se malogre (como se sabe, la única manera de transportarlo al mercado es en sacos).

De acuerdo con este criterio, el territorio de la cadena está conformado por las partes bajas de las cuencas de los ríos Marañón, Ucayali, Napo, Amazonas, Tigre, y sus afluentes, así como las cuencas de los ríos Itaya y Nanay. Ver el Mapa 1.

Este territorio abarca alrededor de 3’000,000 Ha de aguajales, de los cuales 1’130,000 Ha son aguajales densos (sobre un total de 2´207,047 Ha existentes en toda la región Loreto) y 1´900,000 Ha son aguajales mixtos o semidensos (sobre un total de 3´467,593 Ha existentes en toda la región Loreto). Esta extensión no representa el área actualmente aprovechada sino el área probable de extracción de aguaje destinado a la ciudad de Iquitos.

Posiblemente se extraiga aguaje para Iquitos de algunos lugares fuera del área indicada, pero con toda seguridad será en cantidades muy pequeñas o esporádicas. Se puede afirmar que más del 95 % de la producción de aguaje para Iquitos se concentra en el territorio señalado.
 
En el territorio de la cadena se concentran las redes sociales y los flujos económicos de la región. El patrón tradicional de ocupación territorial en la región sigue los cursos de agua. La población rural regional se asienta principalmente en las riberas de los ríos y quebradas, y las redes sociales están articuladas por este medio de comunicación. Alejarse de los ríos significa alejarse del movimiento vital de la región (las relaciones de parentesco, de amistad, de organización, etc.) y perder contacto con el resto de la sociedad, para no mencionar las dificultades de transporte, de comunicación con los mercados o la reducción de posibilidades de alimentación o de benignidad ambiental para la morada. Los circuitos comerciales de la región se han construido sobre la base de la red hidrográfica.

Por lo mencionado, el área propuesta cumple perfectamente con las condiciones requeridas para ser considerada como el territorio de la cadena productiva del aguaje en Loreto.

Socios